Desde la localidad de Arturo Segui, llegaron a Radio Futura, Irupé Tarrago Ros y Martín Espindola, junto a Benjamín, su pequeño bebe de cinco meses. En Cacodelphia, nos presentaron “Aldea” y “Benjamín”. Dos discos que grabaron “para trascender las trabas del sistema, del no se puede, del estamos tan mal, en otra época cuando estemos mejor”, excusas que van postergando proyectos explicó Irupé. “El alma llora porque los proyectos guardados, lastiman más que cuchillos.”

“Aldea, es un disco personal que cuenta con la producción de Irupé” contó Espindola, autor de todas las canciones. “Lo grabamos hace un tiempo atrás y ahora decidimos, invertir un dinero, para que no se pierdan esos temas, que registramos con muchos músicos invitados de la ciudad de La Plata”.

Se trata de un trabajo que cuenta con “canciones que fueron compuestas especialmente para el disco como Guerrera, Julio López y Ave de la tormenta”, describió el músico nacido en Chacabuco y agregó que el disco se completa “con composiciones que formaban parte de “Morir de pie” -su primer banda- y otras que han sido parte del repertorio del El Pulpo Negro y los Atlantes”.

“En ese sentido es una especie de síntesis de su obra musical”, expresó Irupé Tarrago Ros, intérprete y compositora, responsable de la producción artística del disco. La cantora y pianista, aseguró que producir a Espindola, fue para ella un honor “porque lo súper respeto como artista” pero que asimismo “fue un trabajo arduo y quijotesco”.

Al momento de definir musicalmente, Espindola dijo que Aldea es un disco “bastante sociable” mientras que Irupé aseguro que se trata de “música argentina, folklore urbano, arte popular hecho por un trovador místico”. Esa conjunción “define este primer trabajo solista de Martín”.

“Aldea” fue grabado en los Estudio Tolosa con Edu Carrera y cuenta con muchos músicos invitados. Espindola es “el anfitrión nacional” señaló Irupé y recordó que poner límites a los invitados del disco no fue nada fácil. Del primer proyecto solista del chacabuquense, participan el Mono Izaurralde quien grabó flauta traversa para “Pide un deseo”, Luis Álvarez y el Chavo Romero en armónicas, Toby Villa sumo su bandoneón en “Vino de la costa”, Tomas Vilche, registró su guitarra en “Trece lunas” -canción dedicada  a su hija- y el poeta Lalo Baltusis recito un poema en “Isla Paulino”.

“Es un disco que hicimos a pulmón y para no perder el aporte de todos estos invitados” explicó Espindola. “El límite fue centralizar en la parte solista de Martin” contó irupé, porque entendimos que “era importante dejar plasmada esa historia”.

Aldea se grabó con “Los hongos sagrados” banda que en ese momento formaban además de Martin e Irupé, Alejandro Salvarreyes (guitarra), Facundo Rubio (bajo), Nahuel Rubio (percusión), Huija Pais (charango) y Pupy Lencyna (coros).

Benjamín

El actor, músico y artesano junto a Irupé, grabaron en los estudios de Desagüe Varela, “Benjamín”, un disco “más moderno, con otro sonido, con bases electrónicas”,  explicó el compositor. Es un disco de seis canciones, donde se reparten la composición y los arreglos y a través de mezclas de sonidos, teclados y guitarra, generaron el sonido de un álbum íntimo y simple.

“Ámbar joven”, “Ángel roto”, “Colibrí”, “Manantial”, “Son tus besos” y “Velo” son las seis canciones que terminaron de tomar forma en el último año.

Ambos discos serán presentados en el mes de septiembre en la ciudad de La Plata.

“La idea sigue siendo apostar a la música y de tratar de vivir de esto”, dijo el cantautor que desde 1996 aporta su arte a la vida cultural de la ciudad de La Plata.

Escuchar/Descargar Ámbar joven, del disco Benjamín

Los comentarios están cerrados.