Finalmente la justicia resolvió frenar la orden de desalojo de los trabajadores del Hotel Bauen. Cacodelphia entrevistó a Ataliva Dinani, abogado de la cooperativa para saber cómo sigue la lucha de los trabajadores.

 

A pocas horas de que se intentara el desalojo de los trabajadores del Hotel Bauen, la Cámara Nacional de Apelaciones en  lo Comercial de la ciudad de Buenos Aires pidió frenar la orden de desalojo pedida por la doctora Maria Paula Hualde.

Cacodelphia entrevistó a Ataliva Dinani, abogado de la cooperativa, para entender un poco más del tema y para saber cómo sigue ahora la lucha de los trabajadores del recuperado Hotel Bauen.

¿Se puede decir que es un día de festejo?

Si, claro, y ojalá este pequeño granito de arena de justicia, que recibieron los trabajadores del hotel, elimine de una vez por todas la oquedad  judicial que constantemente ellos han visto en toda la tramitación de la quiebra de su ex patrón.

¿Cómo fue que se levantó el pedido de desalojo?

La Sala C de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial de la ciudad de Buenos Aires, entendió que la doctora María Paula Hualde, a cargo del juzgado comercial 9 de la ciudad, donde se tramita la quiebra de Solari S.A -ex empleadora de los trabajadores del hotel- cometió un yerro judicial al impedirle a los trabajadores del Bauen, poder apelar la decisión que los afectaba y que no era otra que dejar las instalaciones a mano de Mercoteles S.A.

Lamentablemente quedo una vez más al desnudo la parcialidad manifiesta de la doctora con la empresa vinculada a la familia Iurcovich, quienes lo único que quieren es apoderarse de un bien que ya no les pertenece y que además lo hicieron estafando al Estado argentino.

El Hotel Bauen fue construido con un crédito otorgado por el Banco Nacional de Desarrollo, en el marco del organismo de fomento del Mundial 78, a la Empresa Bauen S.A, cuyo dueño era el Marcelo Iurcovich. Ese préstamo nunca fue cancelado y no solo eso, sino que la familia Iurcovich incluso le inicio un juicio para cobrar al Estado supuestos daños y perjuicio que sufrieron.

Entonces es bastante inentendible como el Presidente de la Nación veta una Ley que dice beneficia solo a unas pocas personas y por otro lado condona una deuda de 70 mil millones de pesos a su propia familia.

¿Cuáles fueron los argumentos que ustedes utilizaron para lograr frenar el desalojo?

Nosotros decíamos que el fallo que ordenaba el desalojo era en principio prematuro y en segundo lugar arbitrario. Prematuro porque se emite un primero de marzo, que es el día en que se iniciaron las secciones legislativas y, con esto viola la Constitución Nacional que expresa en el Art. 83, que cuando un Presidente utiliza su facultad de veto sobre un proyecto de ley votado por ambas cámaras, ese proyecto debe volver a las cámara para que estas tengan la posibilidad de ratificarlo durante el año de secciones legislativas siguientes. Es decir, es llamativo entonces que el mismo día que el presidente Macri inauguraba las secciones legislativas, sea el día elegido por la doctora para desalojar el Bauen. Y es arbitraria porque de acuerdo a la Constitución Nacional, quien tiene la facultad de producir leyes es el poder legislativo y si bien toda la estructura de la constitución prevé un mecanismos de controles a los efectos de que ninguno tenga más poder que el otro, lo cierto es que los controles se ejercen sobre un acto o un hecho ya producido, no antes, porque si es así, no hay control sino injerencia que fue lo que hizo esta jueza.

¿Puede Macri volver a vetar la expropiación?

Un proyecto de ley se transforma en ley una vez que el Poder Legislativo la sanciona. Puede suceder que el Poder Ejecutivo considere que por algún motivo no es conveniente y entonces puede vetarla. Pero esa ley vuelve al Congreso, para que los legisladores de acuerdo a lo que establece el artículo 83 de la Constitución Nacional, vuelvan a insistir con la ratificación de la misma. Una vez ratificada con mayorías especiales que, se logran obteniendo los dos tercios del recinto, esta se convierte automáticamente en ley, y no necesita de una promulgación del presidente, con lo cual queda sin efecto el veto presidencial de diciembre de 2016.

¿Y cuáles son los tiempos que hay para que esto se concrete?

Ante tanto esto no ocurra la justicia debería aguardar que un poder del estado se expida y utilice o no su facultad legal. Esto no es una cuestión antojadiza o dilatoria como decimos los abogados, en realidad es un derecho que tienen los trabajadores del hotel como cualquier persona que se sienta agraviada por una sentencia que le es desfavorable.

Nosotros queremos aguardar la voluntad del Poder Legislativo porque el proyecto tuvo las mayorías calificadas que hoy exige la ratificación, al momento de sancionarse, es así que tanto en diciembre de 2014 en la Cámara de Diputados se obtuvo los dos tercios que se necesitaban para ser aprobados y a su vez en el Senado también se lograron los dos tercios. Con lo cual es perfectamente posible que esa decisión se repita, y es eso lo que le manifestamos a la Dra. Hualde oportunamente, diciendo que era prematura su orden y le solicitamos que aguarde el trámite legislativo. Además en el propio expediente se han presentado numerosos diputados y senadores de distintas fuerzas políticas, sosteniendo su voluntad de volver a ratificar y tratar en lo que queda del año legislativo la ley de expropiación del hotel.

¿Es cierto que detrás del veto hay una comunera del Pro?

Susana Expósito, la apoderada de la Empresa Mercoteles S.A. es comunera de la Comuna 6 y a su vez fue funcionaria del gobierno de la ciudad y su esposo es funcionario de la Policía Metropolitana…

Escuchar la entrevista completa a Ataliva Dinani

Los comentarios están cerrados.