La ocupación pacífica del edificio comenzó este lunes luego de la institución no diera respuestas a los reclamos contra los despidos y los recortes del 60% en la cantidad de ingresantes a la carrera de investigador en el CONICET.

El recorte del presupuesto ordenado por el gobierno nacional es considerado como un grave retroceso en la política que se venía aplicando en los últimos 10 años. La comunidad científica y universitaria se encuentra movilizada hace varios meses y hoy por la mañana hay una nueva convocatoria por la reunión con el ministro.

En declaraciones a Radio Futura, la doctora en Física Mariel Santángelo, del Departamento de Física de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata explicó la gravedad de lo que está haciendo el gobierno nacional para el futuro de la ciencia del país. “De los 900 presentados (para ingresar), sólo 300 consiguieron el ingreso. Pero eso no es lo peor: de esos 900 había 600 recomendados por las comisiones asesoras del CONICET y que el directorio tuvo que bajar a la mitad. Osea que dejó afuera a 300 personas que estaban perfectamente formadas para ingresar en carrera”, explicó y agregó que estas personas “se quedan en la calle”.

La toma del edificio donde funcionan el Ministerio de Ciencia y Técnica y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas se mantiene desde el lunes y hoy a las 10 de la mañana está prevista una reunión de los grupos de científicos, becarios y universitarios con el ministro Lino Barañao.

Barañao, está en funciones desde el gobierno de Cristina Kirchner y es autor del plan que preveía ampliar un 10% por año el número de investigadores.

Los comentarios están cerrados.