bota policialEl especialista en seguridad, Marcelo Saín, analizó la intervención de fuerzas federales en la provincia de Buenos Aires. También se refirió al debate sobre la participación de militares en seguridad interior.

Fuerzas de seguridad federales desembarcaron el lunes en la ciudad de La Plata. El operativo se enmarca en un plan iniciado en octubre, que lleva efectivos de Gendarmería, Prefectura, Policía de Seguridad Aeronáutica –PSA – y Policía Federal, a patrullar distintos distritos de la Provincia de Buenos Aires.

Saín actualmente es Director de Núcleo de Estudios sobre Gobierno y Seguridad, UMET y profesor de la Universidad Nacional de Quilmes. Sin embargo, se desempeñó como funcionario al frente de distintas fuerzas y ministerios, incluyendo su paso como viceministro de seguridad de la Provincia de Buenos Aires, y su participación al frente de la PSA. En comunicación con Rap Todo Terreno, sostuvo que la intervención de las fuerzas federales no es nueva, indicando que encuentran un antecedente en el operativo centinela, cuando en 2010 fueron enviados gendarmes y prefectos a la zona sur de CABA y GBA. Apuntó que en aquel entonces como ahora, “se utilizan fuerzas para hacer tareas que no están capacitadas”. Remarcó en este sentido que “el abc de la seguridad es que cuando hacés lo que se llama prevención situacional, tenés que tener conocimiento de qué delitos prevenís, pero acá se hace política de seguridad ubicando policías sin criterio”.

En referencia al motor exclusivamente político de estas iniciativas, apunto que “lo que se protege es lo sensible políticamente que son los sectores medios y altos, cuando en realidad los que más sufren la violencia son los sectores populares que a nadie le importan”.

En este sentido remarcó la falta de dispositivos tales como observatorios de delito, que sean capaces de hacer evaluaciones en materia de seguridad. “Nadie evalúa los ciclos anteriores, no se sabe el impacto del operativo de inteligencia. Los intendentes lo único que saben es que con las fuerzas federales patrullando se baja la sensación de seguridad, porque la gente está más tranquila cuando ve a prefectura en la esquina”.

En este contexto, realizó autocríticas de políticas llevadas adelante por el kirchnerismo, sosteniendo que “mientras se llevaba asignación por hijo y planes de vivienda a los barrios, después se los rodeaba con gendarmería y se los estigmatizaba. El kirchnerismo divorcio la seguridad de la inclusión social”. Saín fue más allá sosteniendo que “en el kirchnerismo tuvimos sectores conservadores al frente de la seguridad”.

Consultado sobre la posibilidad de que militares reemplacen a gendarmes en la protección de los llamados objetivos estratégicos, no dudo en asegurar que “fue más preocupante el abordaje que hizo el kichrnerismo, Cristina puso al frente a Milani, un hombre incapaz profesionalmente e irresponsable, porque puso a Militares a hacer patrullajes en la frontera norte. Se violó la ley de seguridad interior y de Defensa”.
Acerca del ex Jefe de Estado Mayor General del Ejército, apuntó también que “no sabemos porque fue nombrado Milani, su nombramiento fue doblemente gravoso si además de llevar el ejercito a hacer tareas que no debía, llega a ser procesado por delitos de lesa humanidad y si además se confirmase que en realidad aportaba al kirchnerismo inteligencia política interna, ya sería escandaloso”.

En referencia a dicho uso de los militares en tareas de seguridad interior, sostuvo Saín que “fue masivo y nadie dijo nada, pero como estamos adaptados en el kirchnerismo a no tener alguna visión autocrítica, ahora nos alarmamos”.
Sobre el uso de militares impulsada por Cambiemos para la custodia de las centrales nucleares y la represa hidroeléctrica de El Chocón, afirmó que “no creo que necesite la reforma legal que plantean porque se pueden considerar sectores claves para la defensa nacional, pero ellos pueden estar buscando la reforma para que después los militares puedan tener una participación más activa”. De todas maneras, el especialista señaló que ya se realizó una reforma a principio de año, cuando Mauricio Macri autorizó el derribo de avionetas por parte de la Fuerza Aérea.

Finalmente, Saín se explayó sobre los 10 años de guerra al narcotráfico en México

 

 

Los comentarios están cerrados.