marina dos santosMarina Dos Santos, dirigente del Movimiento Sin Tierra de Brasil, se refirió a la situación en el país tras la destitución de Dilma rousseff.

“No tenemos nada que temer” dice Dos Santos. En comunicación con Radio Futura explicó cómo se preparan los movimientos sociales para resistir las medidas del gobierno de Michel Temer, que caracterizan como “claramente neoliberal”.

La dirigente explicó que durante los últimos días se encontraron con diversas medidas anunciadas por el nuevo presidente, que se presentan como los primeros conflictos sectoriales que empiezan a desarrollarse. Sostuvo que el ministro de Salud anunció que va a poner en revisión el sistema público de atención médica. “En algún momento el país no conseguirá más solventar los derechos que garantiza la Constitución como el acceso universal a la salud y será preciso repensar el sistema“, dijo el ministro Ricardo Barros días atrás.

La militante puso en duda que se siga garantizando la gratuidad de la educación superior. Por otro lado, resaltó la disolución del Ministerio de Cultura y el de Desarrollo Agrario. Este último era el encargado del fortalecimiento y desarrollo de los pequeños agricultores. También hizo referencia, Dos Santos a las reforma previstas en materia laboral y de seguridad social, concluyendo que “no tenemos ninguna duda que la mayor medida es  disminuir los recursos públicos para todas las áreas sociales”.

El escenario político les presenta delante un gobierno que caracterizan de ilegal y golpista, por lo que sostiene que “no podemos negociar porque sería legitimarlo.” Es así que para el proceso encaminado en Brasil, considera la dirigente que la movilización social es el arma más fuerte con que cuentan.

 

Los comentarios están cerrados.