Organizaciones de niñez realizaron durante el mediodía del miércoles una movilización a raíz del asesinato de Nazarena Arriola, la Pochita. La adolescente de 17 años participaba en La Casita de los Pibes, un centro de día para niños y niñas. La consignas que guió la marcha fue”basta de balas en nuestros barrios”.




Jose Luis Arana, integrante de La Casita de los Pibes


 Tony Fenoy, integrante del Colectivo de Teología de la Liberación Pichi Meisegeier y La Pulseada

El 27 de marzo, cuando la Pochita salía de la escuela n°59 en Villa Alba una bala la alcanzó por la espalda. Integraba desde sus dos años La Casita de los Pibes donde realizaban talleres de reflexión, talleres artísticos, capacitaciones y viajes junto a otros niños y niñas del barrio de Villa Alba. Desde la organización expresaron su tristeza y explicaron que los adolescentes “siguen conviviendo con enormes obstáculos para la construcción de proyectos de vida, en contextos de violencia con amplia circulación de armas y connivencia de la agencia policial con el delito, venta de drogas y con la estigmatización de los medios de comunicación por enumerar apenas algunos factores”.

Ayer durante la mañana, se inauguró una capilla en Villa Alba para recordar a la Pochita que fue construida por otros integrantes de La Casita. Luego se convocaron en 7 y 74 frente a la Comisaría 8va, cuya jurisdicción incluye la calle donde fue asesinada Nazarena. Sus vecinos y organizaciones de niñez se unieron a la marcha que continuó hasta el fuero de Responsabilidad Penal Juvenil en los Tribunales de 7 y 56. Finalmente, la movilización terminó en el Diario Hoy donde presentaron una solicitud de réplica ya que la cobertura del periódico sobre los hechos del 27 de marzo resultaba errónea, implicando a la Pochita en una disputa barrial.

En RAP, en el marco de la transmisión especial por la marcha de la Pochita, nos comunicamos con José Luis Arana, miembro fundador de La Casita de los Pibes. Contó que decidieron movilizar a la Comisaría 8va de 7 y 74 y a los Tribunales en 7 y 56 para marcar simbólicamente dos instituciones del Estado que creían que no estaban dando las respuestas que el pueblo necesita. Además, aseguró que “la circulación de armas tiene que ver con el crimen organizado, nuestros pibes terminan siendo mano de obra, pero la sociedad toda tiene que hacerse responsables porque muchas veces no les ofrecemos a nuestros pibes alternativas de vida”.

Tony Fenoy miembro de la revista La Pulseada y el Colectivo de Teología de la Liberación Pichi Meisegeier. participó de la convocatoria. En diálogo con RAP explicó que la marcha “es para evitar que los jóvenes tengan armas, que estén envueltos en un proyecto de muerte, lo que se intenta generar desde La Casita de los Pibes y para la Pochita fue generar proyectos de vida. Esa bala simboliza un proyecto de muerte que está impulsado por los medios hegemónicos con su estigmatización, por la policía de Scioli de Granados y Casal que son los responsables de la proliferación de las armas, la droga y los delitos en los barrios”. También agregó que lo sucedido con la Pochita no sólo se trata de esta bala, “lamentablemente ella se convirtió un símbolo del pedido de ni un pibe menos ni una piba menos”.

Audio completo: Tony Fenoy
Audio completo: Juan Luis Arana


Los comentarios están cerrados.