Venta de armas: «El gran problema es el mercado negro»

La ciudad de Santa Fé cuenta 117 homicidios en lo que va del año. Como medida preventiva el intendente José Corral suspendió las habilitaciones para la comercialización de armas y municiones. Sin embargo Carlos del Frade, periodista especializado en seguridad y narcotráfico, desestimó la medida: “el gran problema es el mercado negro de armas que maneja la policía de la provincia que también es el principal cártel de distribución de drogas”.

 


La Ciudad de Santa Fé superó este año su máximo nivel de homicidios que databa de 2007, con 106 asesinatos.  Ante esta situación, el gobierno provincial  decidió convocar el jueves a los presidentes de los bloques legislativos del Senado Provincial para una reunión urgente con el Fiscal general provincial, Julio de Olazábal. La reunión buscaría avanzar con el proyecto del Nuevo Sistema de Justicia Penal, mediante el cual se crearía una policía judicial y el Sistema de Protección de Testigos.

“Este drama es el costo de no ver la realidad que se estaba denunciando a finales de los ’90 en nuestra querida ciudad” afirmó Del Frade refiriéndose a las campañas de desarme que reclamaba Edgardo Tuco, cura tercermundista. El asesinato y la violencia que rodeaba la juventud santafecina fueron denunciados por Truco, quien recorría las radios y medios locales pidiendo que se desarmara la capital.

Según Del Frade el gobierno y los políticos en general han tomado una postura soberbia frente a las organizaciones criminales. En su opinión, estos últimos años se ha aplicado la teoría del ‘doble comando’: el gobierno pacta con la policía que pacta con el crimen organizado para mantener el status quo. “Por eso los nichos de corrupción han aumentado y las armas están al alcance de la mano, eso tiene que ver los mercados negros que alimentan los malos políticos y los malos policías que recaudan para aquellos” afirmó Del Frade. Agregó que “hay distintos grados de complicidad y una gran falta de pasión, sobre todo en la justicia federal; lo que marca esta trama es la complicidad del poder político, policial y judicial”.

Para Del Frade, los medios de comunicación más grandes de Santa Fé comparten algún grado de responsabilidad porque apostaron a no establecer algunos motivos de los asesinatos. “Los medios acusan de corruptos a la policía, pero detrás de cada policía corrupto hay un político corrupto; eso no se informa porque la publicidad oficial aumento en el último año el 89%”.

Políticos en escuchas narco

El especialista también contó que cuando se conoció la noticia del atentado contra el gobernador Bonfatti el diario La Capital publicó transcripciones de escuchas telefónicas realizadas por la justicia federal a dos presos. En el diario salió publicado una conversación por mensaje de texto entre Almirón, ex oficial de policía preso por ser socio de narcos, y Treves, detenido por homicidio, donde aseguraban que grupos mafiosos aportaban a los ingresos de algunos partidos políticos de la provincia. Sin embargo no salió publicado que los detenidos relacionaban el atentado contra el gobernador con gente de Buenos Aires que tendrían contacto con colombianos ligados a Mauricio Macri, jefe del gobierno porteño.